Cirugía capilar

Cirugía para revertir los efectos de la alopecia en el cabello, la pérdida de cejas y pestañas.

  • Síguenos:
cirugia capilar injerto

La pérdida del cabello afecta al 70% de los hombres y al 30% de las mujeres, por lo que, conocer las causas de la alopecia se hace necesario para determinar el tratamiento adecuado. Hasta hace diez años atrás, no se conocía con exactitud un tratamiento efectivo contra la calvicie. Eso ha cambiado considerablemente y, al día de hoy, existen modernas técnicas para combatir y revertir cualquier alteración hormonal que provoque la caída del cabello. Hay que tener en cuenta que los resultados del tratamiento tienen mucho que ver con la gravedad del caso. Entre más pronto se realice el tratamiento, mejores resultados se obtienen.

En la actualidad, tanto hombres como mujeres pueden acceder a implantes de cabello con diferentes técnicas, aunque en el caso de las mujeres el asunto es más limitado debido al patrón de caída.

Cuando se presenta un caso de alopecia, antes que todo se recomienda seguir un tratamiento a base de Monoxidil o vitaminas para el pelo, estos productos, por lo general, detienen la caída del cabello, pero es muy difícil que regeneren el pelo que ya se perdió. Es entonces cuando se recurre a la cirugía capilar, que resulta efectiva para casos como la alopecia areata, por ejemplo, donde las placas alopécicas se han extendido tanto, que son difíciles de disimular con técnicas no quirúrgicas. O en caso de alguna cicatriz en el cráneo como consecuencia de alguna operación anterior o accidente.

Trasplante de pelo

El trasplante de pelo consiste en coger folículos, que son parte de la piel que da crecimiento al cabello, de zonas de la cabeza donde hay pelo para trasplantarlos a las zonas del cuero cabelludo en donde se ha perdido el cabello o se está empezando a perder para, de esta manera, lograr que se regeneren.

Este procedimiento se hace a través de varias técnicas:

Microinjerto

Se trasplantan folículos de zonas pobladas de cabello a zonas carentes de él, para ello se extraen de 3 a 5 pelos.

Técnica FUE

Su nombre son las siglas de Follicular Unit Extraction, también conocida como extracción directa. Consiste en extraer los folículos e implantarlos uno por uno, consiguiendo un efecto más natural y eficaz, evitando así, cualquier tipo de cicatriz.

Técnica FUT

Su nombre está compuesto por las siglas de Follicular Unit Transplant. Con esta técnica se extrae una tira de pelo de la zona posterior de la cabeza, luego, esta tira es dividida en unidades foliculares y se implantan en la zona deseada.

Trasplante de pestañas

El trasplante o implante de pestañas es un tratamiento adecuado para personas que las hayan perdido debido a causas como el estrés, alguna enfermedad o accidente. Ante todo, hay que ser consciente de que las pestañas no solo son un elemento estético del rostro, sino que cumplen una función práctica que tiene que ver con la salud. Las pestañas evitan que el sudor afecte a los ojos, caso contrario, este podría provocar una seria irritación en los globos oculares.

Pero las pestañas también cumplen un rol estético en el rostro, cuya armonía se verá siempre influenciada por la cantidad y la longitud de las mismas. Un implante de pestañas deberá contribuir a realzar la belleza del rostro y hacer que luzca, incluso, más rejuvenecido.

A modo de definición sencilla, puede decirse que el implante de pestañas se realiza extrayendo folículos de otras zonas del cuero cabelludo, luego, estos son injertados en los párpados.

Como se dijo anteriormente, este proceso contribuirá al bienestar y estética personal y no es un procedimiento costoso ni demasiado complejo.

Procedimiento y cuidados

Existen variadas técnicas en lo que respecta al implante de pestañas, pero la más utilizada por los profesionales es la del injerto de colgajos, es decir, una parte del cuero cabelludo es trasladada a la zona a poblar. Tal procedimiento se hace de manera individual, pelo por pelo; solo de este modo se obtendrán los mejores resultados.

Luego de la cirugía, existirán algunas molestias leves, las cuales son fáciles de controlar, por lo que debe contarse con un debido asesoramiento profesional.

Es típico que se presente cierto picor en la zona afectada, el cual deberá atenderse de inmediato si no se quiere sufrir de inflamaciones más graves. El implante de pestañas es un procedimiento para el que se utiliza anestesia local, por lo que el paciente no es plenamente consciente del procedimiento.

Luego de la operación, lo normal es tener cierta sensación de hinchazón y algo de dolor. Como consecuencia del aumento del flujo sanguíneo, es natural que se note cierta tirantez en la zona afectada. En conclusión, síntomas muy leves que irán menguando con el pasar de los días porque el implante de pestañas no es una cirugía agresiva ni invasiva.

Por lo mismo, el tiempo de recuperación del paciente es bastante reducido, a los pocos días podrá retomar su vida normal. El propósito del tiempo de reposo es evitar que el sudor o las impurezas puedan afectar la zona intervenida.

Los beneficios de esta operación se extenderán por muchos años, a pesar de lo expuestos que están los parpados a los elementos del ambiente como la lluvia, el calor, el polvo o el aire.

Trasplante de cejas

Esta intervención quirúrgica permite repoblar parcial o totalmente las cejas de manera natural, de tal modo que agregue un efecto rejuvenecedor al rostro.

Las cejas nunca deberían estar sometidas a los dictados de la moda, puesto que son importantes para enmarcar la mirada. Las depilaciones constantes a lo largo de los años ocasionan que en las cejas aparezcan zonas donde el pelo no vuelve a crecer.

La edad también influye en la decadencia de las cejas, pues a partir de los 45 años es normal que los pelos de la parte frontal del cráneo vayan perdiéndose.

Cuando esto ocurre y se desea dotar al rostro de un aspecto más juvenil, entonces se acude a un cirujano para realizarse un trasplante de cejas, el cual se realiza a través de la técnica de extracción de unidades foliculares (FUE), la que posibilita un crecimiento natural del pelo trasplantado sin dejar cicatriz alguna.

Procedimiento

El pelo donante se obtiene de la parte más baja de la nuca porque es el más parecido al de la ceja, son igual de finos. Es conveniente trasplantar de uno a dos pelos como máximo y respetar rigurosamente la dirección de crecimiento de cada pelo de la ceja, pues hay variantes dentro de la misma. Solo con esta meticulosidad es posible garantizar un resultado satisfactorio.

El diseño previo de la ceja, de acuerdo a la fisonomía del rostro del paciente, es fundamental para conseguir los mejores resultados. No faltan personas que acuden al cirujano con las cejas dibujadas por su estilista en una plantilla. En todo caso, siempre es bueno consensuar con el paciente la forma en que desea el acabado final.

El número aproximado de unidades que se trasplantan en cada ceja, oscila entre las 200 y 500 unidades de uno o dos pelos cada unidad, cantidad suficiente para repoblarlas.

Post Operatorio

Luego de la intervención, el paciente puede retirarse a su casa y retomar sus actividades habituales, siempre cubriéndose la zona intervenida con lentes de sol. Es posible que se produzca una ligera inflamación, algún hematoma y algunas pequeñas costras que en 5 o 7 días irán desapareciendo.

Los resultados de la operación son permanentes, el pelo trasplantado es capaz de resistir la depilación. Su ritmo de crecimiento es más rápido que el de una ceja natural, por lo que será necesario recortarlo ocasionalmente.