Cirugía de aumento de Mamas

Procedimiento para aumentar el volumen de las mamas ya sea con fines estéticos o reconstructivos.

  • Síguenos:
Cirugía de aumento de Mamas

La cirugía de aumento de mamas o mamoplastia es un procedimiento quirúrgico que se realiza con el fin de modificar, reconstruir o agrandar la forma de las mamas. Es uno de los procedimientos más frecuentes en cirugías estéticas, ya sea con fines estéticos o reconstructivos.

Es importante dejar en claro que esta intervención no levanta los senos, sino que simplemente aporta volumen. En caso de buscar levantar las mamas, el procedimiento a realizar es una mastopexia, que sí reacomoda y eleva la glándula.

A qué mujeres está dirigida

La mamoplastia está dirigida a todas aquellas mujeres que quieran aumentar el tamaño de sus senos por diferentes causas:

  • Insatisfacción con el tamaño de los senos (demasiado pequeños).
  • Mejorar la apariencia de mamas, la pérdida de volumen después del embarazo y lactancia.
  • Asimetrías mamarias congénitas, para corregir una asimetría entre ambas mamas.
  • Corregir la mama luego de una mastectomía por cáncer de mama.
  • Mejorar la proporción y armonía con el resto del cuerpo.
  • Mejorar la autoestima y autoconfianza.

A partir de qué edad se puede realizar

Si bien este tipo de intervenciones de aumento de mamas son muy requeridas entre las adolescentes, ningún cirujano plástico serio lo realizaría antes de los 17 o 18 años de edad (al igual que en la mamoplastiade reducción). Es decir, que es necesario que estén totalmente desarrolladas las glándulas mamarias.

Cómo es el procedimiento

Se realiza, mayormente, con anestesia general y consiste en el aumento de las mamas mediante la implantación de prótesis mamarias (pueden ser de silicona o gel) detrás del tejido mamario o debajo del músculo del pecho. El procedimiento más frecuente es la realización de una incisión debajo del pliegue submamario (es el que disminuye la incidencia de complicaciones) a través del cual se coloca la prótesis. Pero existen otros en los que el corte se hace en el borde de la aureola o en la axila, la idea es que sea en una zona poco visible.

En algunos casos la intervención es en el día y la paciente se va de alta en la misma jornada, aunque en otros puede quedar internada. La intervención tiene una extensión, aproximada, de una hora y las incisiones se cierran con puntos exteriores.

Debe mantener reposo durante 48 horas luego de la cirugía y utilizar un brassiere postoperatorio de forma permanente que solo podrá quitarse para tomar un baño. Se recomienda que duerma en posición semisentada para reducir el riesgo de inflamación.

El dolor y la inflamación pueden ser controlados con analgésicos e irán disminuyendo con el paso del tiempo.

Pasados cuatro días podrá retomar las actividades habituales, pero deberá evitar levantar pesos y realizar actividad física intensa durante el primer mes.

La lactancia tras una mamoplastia

La lactancia materna es un tema al que se le está dando cada vez mayor trascendencia debido a los grandes beneficios que hoy día se sabe que conlleva tanto para el bebé como para la mamá. Por ello, una cirugía de aumento de mamas puede ponerse en duda al temer que pueda afectar esta función femenina tan sagrada. Sin embargo, gracias a las técnicas actuales el tejido glandular mamario no se ve afectado.

Riesgos

Los riesgos de la intervención son los mismos que los de toda cirugía. Pero existen algunos excepcionales como:

  • Infecciones.
  • Hematomas y sangrado.
  • Rotura de la prótesis de mama.
  • Contractura capsular.